Farruko y Zomboy, las estrellas de la casa de la música: el EMF de Guatemala

El disyóquey británico Zomboy y el cantante puertorriqueño Farruko fueron las estrellas del Empire Music Festival 2018, una explosión de música electrónica, reguetonera y alternativa que durante dos días reunió a miles de personas en Guatemala.

Los dos artistas fueron de los más aclamados durante la quinta edición de este espectáculo, uno de los eventos más esperados del año donde los miles de asistentes ondeaban banderas con bailes, risas, carantoñas y disfraces.

Toda esta tesitura ayudó a dibujar el paisaje de una noche repleta de ritmos: de los sonidos latinos a las coordenadas electrónicas.

Después de escuchar el viernes a Don Diablo, Paul Van Dyk, Mala Rodríguez, Maldita Vecindad o Dubfie, los asistentes repusieron fuerzas con un desayuno reparador y se prepararon para disfrutar del último día de la casa de la música en la Finca El Jocotillo, en el municipio guatemalteco de Villa Canales.

Carlos Efraín Aguilar Rosado, más conocido como Farruko, debutó con su reguetón y su trap haciendo menear las caderas en Passion Wine y Obsesionado, después de sus compatriotas Zion&Lennox, un dúo musical formado por Félix Ortiz y Gabriel Pizarro que buscaron una jornada de “música sin fronteras”.

A pesar del cansancio, los cuatro escenarios dispuestos en el recinto estaban repletos. Y los amantes de la electrónica también tuvieron su espacio. Su ídolo de esta noche, Zomboy, aunque su verdadero nombres es Joshua Mellody Jenkins.

El productor británico no defraudó en este espacio de actividades, comida bebida y diversión e hizo disfrutar a los asistentes con sus géneros estrella: dubstep, brostep y EDM.

Tras él salió al escenario el estadounidense Steven Hiroyuki Aoki, el noveno mejor disyóquey del mundo según la encuesta anual que realizó la revista DJ Magazine en 2017.

Pero en esta cita, en la que también hubo espacio para las estrellas nacionales -como Ale Mendoza o Bohemia Suburbana-, no faltó un recuerdo para el recientemente fallecido Tim Bergling, más conocido por su nombre artístico Avicii.

Con la imagen del artista de fondo, el también DJ guatemalteco Ale Q dijo: “Él me inspiró y con todo respeto, este segmento se lo dedico. Un abrazo hasta el cielo”.

Unas palabras que desataron la euforia de los asistentes en un espacio lleno de música, comida, color y diversión, al que muchos acuden disfrazados de los personajes más variopintos.

Durante el festival, que continuará hasta altas horas, se espera la asistencia de más de 20.000 personas que ponen, a ritmo de música, el punto de inicio del verano gracias a la Cervecería Centro Americana, entidad organizadora del evento.